Sector Vinícola

Los suelos o pavimentos para bodegas de vino  deben ser antideslizantes y sin juntas para garantizar la seguridad de los usuarios. La unión entre el suelo y la pared debe ser continua, fácil de limpiar y mantener. Por ello, la industria vinícola debe cumplir una normativa europea y española de manera obligatoria en la instalación de suelos para bodegas de vino. Esta normativa es la siguiente:

  • La normativa europea sanitaria CE 852/2004.
  • El Código Técnico de Edificación Real Decreto 314/2016.
  • Normativa de Resistencia al deslizamiento UNE-ENV 12633:2003

Niberma, con el fin de facilitar toda la ayuda posible a sus clientes, ofrece la posibilidad de solicitar un INFORME GRATUITO y sin ningún compromiso del estado actual de su suelo (humedad, resistencia del hormigón, patologías de la superficie actual) que le facilitarán la futura elección de su suelo o pavimento ideal.

Dadas las condiciones extremas que deben soportar los pavimentos para bodegas de vino, Niberma aconseja los sistemas NIBERMA POLIURETANO CEMENTO y NIBERMA MULTILAYER MULTICAPA por su gran dureza y resistencia en cualquier fase de elaboración del vino. Ambos suelos para bodegas de vino cumplen todos los requisitos de la normativa vigente actual y están especialmente aconsejados para:

  • Bodega general de despacho
  • Bodega de rotación lenta
  • Bodega de rotación rápida
  • Centros de acopio
  • Salas envasado
  • Cubas de vino
  • Trasiego y recogida de la uva